A casi un año de estar suspendidas las clases presenciales en todo el territorio nacional por la pandemia del COVID-19, este 2 de marzo en varios sectores rurales los estudiantes regresaron a las aulas.

El regreso a las escuelas llenó de alegría a los más pequeños, quienes deberán seguir un protocolo de bioseguridad para poder asistir a recibir clases.