En el casco comercial de Guayaquil como la Bahía existe expectativas por la reactivación del comercio tras cuatro fines de semana de confinamiento por el COVID-19.