En las unidades de cuidados intensivos (UCI) el personal sanitario debe enfrentar todos los días escenas desgarradoras con pacientes contagiados de COVID-19. El sistema hospitalario está colapsado en todo el país. La lista de espera por una cama en UCI cada día aumenta.