La erosión del río Coca avanza a ritmo acelerado. Hasta el pasado viernes, la erosión estaba a 8 kilómetros de las obras de captación de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair.