Las relaciones de pareja son esa situación de la vida que más pruebas nos pone en el camino pero siempre pensamos que están allí para practicar valores desde una posición de constante sacrificio y desde la victimización.