Más del 80% de los cantones acogió la recomendación del COE Nacional de cerrar los cementerios desde el 30 de octubre al 3 de noviembre. Debido a esto familias decidieron concurrir a los cementerios antes del feriado.