El próximo Gobierno piensa utilizar el padrón electoral y los recintos para agilizar el proceso de vacunación y alcanzar la meta de inmunizar a 9 millones de ecuatorianos en los primeros 100 días. Un experto explica cómo se podría mejorar el proceso en las principales ciudades.