El Noticiero

Una voz de Maracaibo canta en los buses de Guayaquil: la historia de Rosalina

Autor:

Redacción Digital

Rosalina, una madre de origen venezolano, se dedica a trabajar cantando en los buses de Guayaquil. Ella cuenta que "un día bueno" se puede ganar 15 dólares a 20 dólares, pero "un día malo" 10 a 12 dólares. Se sube a varios veces durante el día tras dejar a su hijo más pequeño en una guardería. Con lágrimas en los ojos cuenta cómo era vivir estás épocas en su tierra natal.