El Municipio de Quito rindió homenaje a los héroes del 10 de agosto de 1809 mediante una ofrenda floral en el monumento a la Independencia en la Plaza Grande.