Tras el segundo fin de semana de confinamiento en el país se han reducido las aglomeraciones. Entre tanto, por el alta demanda de oxígeno para pacientes con COVID-19 y evitar desabastecimiento las autoridades anunciaron que emitirán la normativa para prohibir la exportación de esta sustancia.