Dos hermanas denunciaron que fueron víctimas de abusos sexuales por parte de su padrastro. La madre podría ser procesada como cómplice. Ambas fueron abusadas en repetidas ocasiones desde pequeñas, dijeron que su madre nunca les creyó.