La Junta Monetaria amplió los plazos para el pago de deuda con la banca, beneficio aprobado por la Ley de Apoyo Humanitario, que culmina este 12 de noviembre. Se concede 61 días más al deudor sin que sea afectado en su calificación crediticia.