En el sur de Quito, a 8 cuadras de donde fue hallado el cadáver descuartizado de una joven, capturaron el hombre que sería el responsable de este crimen. El individuo tiene 34 años y en el domicilio se encontraron los elemento que se utilizaron para este hecho sangriento. 

Según las investigaciones, entre la joven y su asesino no existía algún tipo de vínculo, por lo que se trataría de un homicidio y no un caso de femicidio.