El denominado socialismo del siglo XXI ha dejado una catastrófica crisis económica institucional y emergencia social en Venezuela. Ese modelo ha sido retomado en Argentina con el retorno al poder de Cristina Fernández bajo la figura de vicepresidenta.