A través de un comunicado la Corte Constitucional del Ecuador aclaró que el Presidente de la República no está impedido de decretar un nuevo estado de excepción por la pandemia del COVID-19.  En el documento se expresa que el primer mandatario sí puede hacerlo, pero focalizado por zonas con toque de queda y restricciones a la movilidad.