La nueva cepa brasileña del COVID-19 que se expande por todo Brasil ha conllevado a que las autoridades de varios países de Latinoamérica adopten medidas para evitar la propagación del virus.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) instó a los gobiernos a tomar medidas restrictivas. Colombia, Perú, Uruguay, Bolivia ya han interpuesto toque de queda diferenciado previo a la conmemoración de la Semana Santa.