Revisa este reportaje especial de cómo han trasformado vehículos convencionales para que sean narcoauto para transportar sustancias ilícitas y armas