Nadie quiere sufrir y muchos quieren paz y felicidad… pero para lograrlo es necesario comprender los procesos de la vida, dentro de los cuales está el acceso a información comprobable, la práctica de esos conocimientos en nuestro día a día y el manejo de nuestra energía.