La inclemencia del clima en Guayaquil obliga a los familiares de pacientes con COVID-19 hospitalizados en distintas casa de salud, sobre todo públicas, a improvisar lugares de refugio para pasar el día y la noche a la espera de información del estado de salud de su allegado. En el Hospital Teodoro Maldonado Carbo se ha adecuado un espacio para que puedan esperar información sin estar expuestos a extensas horas de sol o lluvia.