La violencia se incrementa en el noveno día de protestas en Colombia que deja al menos 25 muertos y casi 1.000 heridos. La ONU y también la Unión Europea condenaron el uso excesivo de la fuerza policial en el control de las manifestaciones.