Decenas de familias damnificadas, poblaciones aisladas y la declaratoria de emergencia en Loja, es lo que deja en la estación lluviosa en las últimas horas del fin de semana.