En varios operativos realizados por unidades especializadas de la Policía Nacional se desarticuló una banda de dedicada a la trata de personas en Durán, mientras que en Guayaquil fue clausurado un hotel que funcionaba como prostíbulo clandestino. En las instalaciones se encontraban 15 mujeres extrajeras.