Las autoridades realizaron su labor durante este feriado: clausuraron varias fiestas clandestinas y patrullaron las principales playas del Ecuador para evitar se incumplan las nuevas restricciones dadas por el COE Nacional.