Tarek Abdelhay, ciudadano libanes de 24 años, lleva un mes viviendo en la sala de espera del Aeropuerto de Guayaquil por no tener documentos para viajar. Fue deportado de España tras la negativa de refugio que solicitó a este país y deportado al ultimo país don de estuvo, y ese fue Ecuador. Sin embargo, nunca le regresaron sus documentos.