Perchas vacías, filas para ingresar, personas sin mascarillas ni distanciamiento social, así es el panorama en supermercados y mercados horas previas al inicio del toque de queda en Guayaquil.