Una fuerte tormenta de arena cubrió a China y la dejó bajo la oscuridad. Se declaró alerta amarilla en varios provincias del país.

En Europa, Italia, vuelve al confinamiento por la pandemia del COVID-19.