El vehículo que usaron los asesinos de Efraín Ruales fue abandonado en el suburbio de Guayaquil hace pocos minutos. Según moradores de la 25 y la G, una mujer se bajó del auto, le encendió fuego y luego huyó con un hombre en una motocicleta.