Catalina recibe una tarjeta crédito y se hace una compradora impulsiva, Leonardo termina pagando la deuda cuando reclamaba a su esposa por los 2.500 dólares que gastó en compras.