Una madre de familia en el cantón Cevallos, provincia de  Tungurahua, explica la urgencia que tiene con sus hijos que sufren de distintos tipos de epilepcia. Ella espera la ayuda para poder solventar los gastos.