Autoridades ecuatorianas ingresaron al buque de Singapur que se detuvo a 6 millas náuticas de Posorja para levantar el cadáver de un hombre de la tripulación que probablemente falleció por COVID-19. 

El Morning Chorus fue autorizado por el COE Nacional para realizar una parada emergente.