En el caso de Efraín Ruales será reservado. En el rompecabezas del asesinato del presentador de televisión aparecen nuevas piezas. La Policía está detrás de la pista de quiénes habían hecho de intermediarios, es decir, quienes pusieron en contacto al autor intelectual con la persona que ordenó el asesinato desde el interior de la cárcel.