Al sur de Quito un hombre de 40 años fue asesinado luego de recibir varias pedradas por algunos individuos. La Policía Nacional detuvo a cuatro sospechosos de este asesinato.