En los exteriores del hospital del Guasmo, en el sur de Guayaquil, familiares de pacientes con COVID-19 aguardan día y noche para estar informados de sus allegados. 

Varias personas han improvisado espacios para refugiarse de la lluvia y el sol en plena calle.