La orden de matar al abogado Harrison Salcedo salió de una cárcel del país, así lo reveló el único detenido por este caso cometido en abril pasado en Quito.