En el sur de Guayaquil 15 viviendas fueron intervenidas por miembros de grupos especiales de la Policía como parte de la lucha contra el tráfico de drogas.