Vivió junto a cadáveres tras asesinar a su amiga y toda su familia

Un macabro suceso quedó al descubierto tras el crimen de una joven y toda su familia registrado en Seúl, Corea del Sur, cometido por un sujeto al que la víctima conoció a través de un juego virtual de internet.

Esto debido a que el hombre, identificado como Kim Tae-hyon, está acusado de terminar con la vida de la muchacha y todo su entorno familiar al que asesinó fríamente al interior de su hogar.

Acusan a profesor de matar y comerse a un hombre que conoció en una cita en Alemania

Imagen: Relacionada a la noticia

El fatal y sangriento suceso se registró en medio de la relación que forjó el joven, de 24 años, con una mujer a la que conoció a través de un juego en línea.

Esta amistad comenzó en enero de este año y generó que el sujeto se enamorara de la chica y terminó declarándose, pero su amor no fue correspondido.

Esto generó la ira del joven, quien tras conocer la dirección de la casa de la joven llegó hasta su hogar a finales de marzo y desató su cruel venganza.

Viajó a México para descansar, pero fue confundido con un criminal internacional

Imagen: Relacionada a la noticia

Primero engañó a la hermana para ingresar a la vivienda y la apuñaló hasta matarla. Cinco horas después llegó la madre, a quien emboscó y también asesinó a cuchilladas.

Tras esto, se escondió y esperó el arribo de su amiga a quien le quitó la vida dándole múltiples estocadas con un arma blanca.

El macabro accionar de Kim Tae-hyon no paró ahí, ya que tras cometer los crímenes, estuvo tres días viviendo junto a los cadáveres hasta que fue detenido el pasado 23 de marzo.

El sujeto sin motivo aparente, convivió tres días en la casa junto a los cuerpos sin vida y, según indicó la policía, comía lo que había en el refrigerador y tomaba su cerveza.

Además, intentó borrar los datos de su teléfono celular y se causó heridas en el cuerpo antes de ser descubierto.

Al verlo herido, Kim fue tratado en un comienzo como una víctima, pero más tarde confesó a la policía su autoría en las muertes de la joven y toda su familia.