Cientos de ciudadanos venezolanos radicados en Ecuador, Colombia y Perú buscan el regreso a su país.