Un operativo contra la minería ilegal se ejecutó en el río Napo, en la Amazonía. Se incautaron herramientas y materiales para la extracción de oro.