Cientos de personas han sido sancionadas en Quito por irrespetar el toque de queda y 15 han sido detenidas por especulación de precios.