Presidente de Estados Unidos confirmó que personas despedidas recuperarán su trabajo.