Pagos de créditos del sistema financiero nacional puede diferirse por 60 días, por emergencia nacional