Miami Beach se convirtió en la primera ciudad de Florida en ordenar confinamiento obligatorio, con esta medida se busca frenar la propagación del coronavirus.