La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que ninguna región está a salvo del coronavirus que hasta el momento deja más de 200 mil infectados en el mundo. Los líderes mundiales lo comparan con una guerra.