VIDEO | Madre, esposa y abogada. Ella también trabaja en un burdel y su familia está de acuerdo

sept. 09, 2019

Katherine Sears, una mujer de 30 años de Iowa (Estados Unidos), trabaja a tiempo parcial como abogada en su estado y como prostituta en Nevada. Sears es muy abierta sobre su trabajo con su entorno y con su familia cuando viaja a su hogar en Des Moines, donde vive junto a su esposo y su hijo de cuatro meses.

"Me gusta el sexo. El sexo es divertido. Y me pueden pagar por ello", explicó.

Katherine Sears comenzó a trabajar como prostituta en Nevada hace tres años a la edad de 27 años. Y dice que trabajar en un burdel es algo que siempre quiso hacer.

"Puedes ganar dinero con esto. Es fantástico. ¿Por qué no lo haría?", se pregunta.

Sears admite que es dolorosamente tímida pero se siente empoderada como trabajadora sexual. Nevada es el único estado donde la prostitución es legal, específicamente en burdeles.

Ella dice que le apasiona tanto la despenalización de la prostitución que quería hablar en cámara su visión y estilo de vida.

"Creo que cuanto más hablemos al respecto, mejores serán nuestras posibilidades de obtener la despenalización que estamos buscando. No vamos a tener un cambio legislativo si somos pasivos al respecto", señaló Sears.

Sears y su esposo John se conocieron en la Drake Law School hace unos años, cuando ella ya trabajaba como prostituta. La pareja ahora está practicando la ley de defensa penal juntos en Des Moines. Cuando se le preguntó qué pensaba sobre su esposa que trabajaba como prostituta, John Sears respondió:

"Realmente no me importa tanto".

Sears generalmente viaja a Nevada donde trabaja en un burdel durante tres semanas seguidas, luego regresa a su casa en Iowa por una semana. La pareja ve la prostitución como cualquier otro trabajo, uno donde se requiere consentimiento, y Katherine tiene el derecho de decir sí o no a los clientes.

"La prostitución es sexo consensuado", afirmó.

Cuando se le preguntó cuánto dinero había ganado como prostituta, no tuvo una respuesta definitiva, pero sí obtuvo una importante cantidad.

"Tendría que echar un vistazo a mi declaración de impuestos y verlo. Lo mejor que hice fue que gané 55.000 dólares en tres semanas", afirmó.

El año pasado, Sears se tomó un tiempo libre para concentrarse en la práctica de la ley y en su creciente familia. Sears aseguró que había una idea errónea sobre las prostitutas:

"Son personas y algunas son de las mejores que he conocido en mi vida", dijo.

No todos están de acuerdo con su punto de vista, y ella entiende eso, pero quiere terminar con lo que llama el estigma crítico.

"Degradamos a las mujeres que son abiertas sobre la sexualidad. Queremos que seas así y si no eres así eres malo. Y si te desvías de eso, también eres malo, así que creo que hay mucho de adoctrinamiento ," ella dijo.

A Sears le gustaría ver que Iowa y toda la nación despenaliza la prostitución. Mientras tanto, está dispuesta a tomar casos de prostitución pro bono.

"Sus cuerpos les pertenecen y no tenemos absolutamente ninguna razón para que no pueda condicionar su consentimiento de esta manera", concluyó.

Fuente: telemundo