El Gobierno mantendrá la suspensión de los vuelos de repatriación mientras surgen historias de ecuatorianos que desean regresar desde diferentes países.