TC Televisión | VIDEO | Hoy se celebra el Año Nuevo Chino: el año del cerdo

VIDEO | Hoy se celebra el Año Nuevo Chino: el año del cerdo

feb. 05, 2019

Este martes, 5 de febrero, comienza el año en China, que durará hasta el 25 de enero de 2020 y estará dedicado al último de los animales del zodiaco chino: el cerdo.

La razón de que el año nuevo en China se celebre un mes más tarde que en el resto de Occidente es que el país asiático recurre para las celebraciones a un calendario lunisolar, que se basa en las fases del sol y de la luna. Así, para determinar el inicio del año se estudian las fases de la luna y se fija que el año nuevo tiene lugar en la primera luna nueva del primer mes lunar (es decir, entre el 20 de enero y el 20 de febrero).


¿Por qué es el año del cerdo?

Cuenta la leyenda en China que el Emperador de Jade invitó a los animales de la tierra a que le visitaran en su morada en el cielo. Tan contento se puso el dueño y señor del cielo y la tierra por la visita, que decidió dividir los años según las doce bestias que lo visitaron.

El orden que siguen los animales en el zodiaco es el mismo que tuvieron cuando acudieron al hogar del Emperador: la rata, el buey, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, el gallo, el perro, el cerdo... y vuelta a empezar. Si naciste durante un año asignado al cerdo, prepárate para doce meses llenos de buenas nuevas.

El rojo simboliza al fuego, elemento que aleja la mala suerte, este color es símbolo de buena suerte.


¿Por qué tanto rojo?

El color rojo juega un papel importante para las festividades chinas de Año Nuevo: tanto en las decoraciones, como en los vestidos, pasando por los sobres con dinero con los que las parejas suelen agasajar a los pequeños.

Esta tradición tiene su origen en otra leyenda sobre un terrible monstruo llamado Nian que se dedicaba a darse un festín con pobres agricultores durante la última noche del calendario lunar. Un suceso recurrente y terrible que un hombre consiguió detener al monstruo decorando todas las viviendas del lugar de color rojo, vistiéndose de rojo y arrojando todos los petardos posibles para asustar al monstruo.