En Estados Unidos las autoridades han decretado el toque de queda nocturno en un total de 25 ciudades de 16 estados entre ellas Mineápolis epicentro de las protestas raciales y otros disturbios.