En Quito se realizan controles para evitar la especulación de precios en productos de primera necesidad.