Durante la pandemia se incrementó la intoxicación en niños por el mal uso de fármacos y desinfectantes.