Al menos cuatro tripulantes murieron por causas no vinculadas al coronavirus en los cruceros varados con trabajadores a bordo, algunos de los cuales comenzaron huelga de hambre para volver a casa.